Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Visa turista’ Category

 

1898215_10152416460426507_1050457522440290190_n20141128_120915

 

“Viajar con bebés a New York City”, “Viajar a New York en noviembre”, “Clima en New York en noviembre” y “Qué hacer en New York en noviembre”  fueron mis frases más googleadas en los meses previos a nuestras vacaciones familiares 2014. De lo primero poco, de las demás suficiente para hacerse la idea.

De mi experiencia con un bebé de año medio les dejo aquí tips de lo que me hubiese gustado saber antes, de lo que hicimos bien y lo que hicimos mal para que armen su propio panorama.

Veinte tips para viajar a New York City con bebés, especialmente en noviembre:

1. No se enrollen por lo de la ley y las sillas para bebés en los taxis. Pueden tomar un taxi desde el aeropuerto a su destino y llevar al bebé en brazos.

2. Seleccionen un apart-hotel, departamento, hotel con cocina donde puedan preparar al menos una de las comidas y varios snacks para llevar. Procuren que esté cerca de algún supermercado o Deli para cosas de última hora.

3. No se fíen. El agua del grifo o tap water es potable pero compren embotelladas para los bebés.

4. Lleven sus medicinas habituales para no perder tiempo si un resfrío los agarra a mitad del viaje.

5. El cochecito tipo paraguas es una maravilla. Con el pueden entrar en los buses, Metro, tiendas y restaurantes. La ciudad está preparada con rampas por todos lados y accesos fáciles en los ascensores de todos los lugares turísticos. Incluso tienes preferencia para pasar con ellos.  En muchos lugares están los guardarropas dónde los puedes dejar aunque sueles perder mucho tiempo en la fila. La mayoría de las estaciones del Metro tienen acceso solamente por escaleras. Ahí tocar cargar cochecito y bebé.

6. Las baby stuff o cosas del bebé con agua, comida y snacks que lleves en loncheras y bolsos que te ocupen el menor espacio posible y estén bien identificados. Los dejan pasar en aeropuertos, museos y los lugares turísticos sin mayor problema.

7. Si el bebé es menor de 2 años entran gratis en todos los sitios turísticos. Una ventaja.

8. Para las mamis y papis nada más cómodo que una mochila o backpack. Así que échense al hombro unas para tener a manos toallitas, prendas de vestir adicionales y etc, etc. El calzado es muy importante; unas botas abrigadas sin tacón tipo Ugg, unas zapatillas deportivas y unas botas para lluvia es todo lo que necesitan.

9. Un paraguas retráctil es más cómodo, lo guardan en sus mochilas y no tienen algo adicional que cuidar. Puede llover en cualquier momento.

10. Hay días de sol espléndidos que un santiamén se pueden tornar muy fríos y ventosos. Lleven siempre gorros, manta y algún abrigo adicional en sus bolsos.

11. Para los bebés lo más práctico es vestir por capas. Eso ya lo deben saber pero incluyan calzas o medias ajustaditas para poner debajo de los pantalones. Si son dóciles un par de guantes. El mio nunca los quiso usar y con el gorro le teníamos que rogar.

12. Incluyan actividades exclusivas para ellos para que descarguen energías. Hay varios museos de niños que en un día muy frío bien vale la pena incluir. Nosotros fuimos al Children’s Museumm of Manhattan  y quedó fascinado. Hay muchas actividades, que por supuesto depende de tu tiempo, pero visitar el Central Park es un imperdible. Ahí hay varios parquesitos o playgrounds con areneros donde los chiquitos pueden divertirse. Nosotros fuimos a uno que cerca de la entrada al parque que está a 3 cuadras del The Metropolitan Museum of Art. Sino ver las vidrieras con las fabulosas decoraciones navideñas es gratis y muy entretenido.

20141130_133624

20141124_153019

20141129_200553

13. Si tu bebés es de los que no se complica a la hora de comer, siempre vas a encontrar algo que darle en los restaurantes o puestos de comida rápida en la calle. Sino los fideos, el arroz, las papas fritas nunca fallan. No pasa nada por unos días de vacaciones si en general come bien y son de buena salud. En todos los restaurantes tienen sillas para bebé o highchair y menús infantiles. Prueben en IHOP.

20141127_10460315465_10152414906756507_4504162961955055293_n

14. Los bebés se cansan. Seguramente reclamarán a la hora de la siesta. La verdad es que no hay tiempo de ir al hotel y volver a salir. Brazos fuertes, echárselos al hombro para consentirlos y así duerman más tranquilos. A nosotros nos tocó hacer largos ratos de “upa” en nuestros paseos.

15. La gente en términos generales es muy amable con los bebés. Tienden a hacerles bromas, saludar y darte el asiento. Una ciudad cosmopolitan bastante kid friendly. Diversión barata porque nuestro hijo se divertía saludando a todos en el Metro.

16. En el norte es otoño y en esa estación justamente nunca sabrás cómo amanece el día aunque revises diez veces Accuweather. Si quieres aprovechar el día a las 5 pm ya atardece y llega la noche rápidamente. Toca salir temprano para disfrutar los lugares que hay que hacer con luz natural. Así que hay que ajustar las rutinas de los bebés, y de los adultos también.

17. El Metro es la mejor opción para desplazarse. Recuerde que los bebés no pagan. La Metrocard, un mapa y un buen sentido de orientación los llevará y regresará sanos y salvo.

18. Cuando vayan a Times Square tapen los ojos a los pequeñitos para que no se dejen engañar por los Mickey truchos/chimbos y otros personajes que andan por ahí jajaja. Si les sonríen mucho o saludan te atrapan para la foto y tendrás que dejarle unos cuantos dólares.

19. En noviembre esta el Desfile de Acción de Gracias o Thanksgiving Day Parade. Obligado para grandes y chicos. Ver los globos gigantes con tantos personajes es la cosa más entretenida. Si no hace muco frío van a gozar identificando los personajes conocidos y se asombraran con las formas y tamaños.

10404448_10152419390881507_2733235301876616071_n

20. Por último, sean flexibles. Dejen espacios en su itinerario para sentarse, descansar, jugar o simplemente cambiar de plan. Hay cosas que quizás no podrás hacer. Tratar de mudar la actividad a otro día y no te sientas mal si no sucede. Nos pasó. Al principio es frustrante no hacer todo lo que quieres. No pasa nada.  Todo se reajusta. New York siempre va a estar allí.

Las páginas que más me gustaron y pueden servirles para planear su viaje:

http://www.vivenuevayork.com/

http://www.nuevayork.net/

http://www.citysightsny.com/

http://www.yelp.com/nyc

http://www.newyorkpass.com/En/

¡Buen viaje!

Anuncios

Read Full Post »

¿Ir a la luna? ¿Viajar en el tiempo? En Argentina se puede.

En la Región del Cuyo, a 5 horas por carretera desde Mendoza y  3 desde San Juan, se encuentra el Parque Provincial ischigualasto. Es conocido también como Valle de Luna.

Más de 275 hectáreas  protegidas como Patrimonio Natural de la Humanidad declarado por la Unesco en el año 2000. Una vasta geografía de alto valor científico por su origen  de más de 230 millones de años.

En la ruta

Llegar allá desde San Juan resulta fácil. La ruta está en buenas condiciones, excepto los badenes que hay que transitar con precaución. Esos son pasos de agua de río algunas veces caudalosos. También ha y uno que otro animal en medio de la vía pero no hay huecos ni nada a que temer.

Decidimos hacer nuestro recorrido en auto porque hay la ventaja de disfrutar más el trayecto, hacer paradas y conocer otros lugares.  El alquiler de un auto promedio puede ser de $300 diarios (USD 70). Mientras un tour tomado desde Valle Fértil, que es el pueblo más grande cerca del parque, saldría en $150  por persona (USD 35).

Salimos desde San Juan un sábado  de los sofocantes días de enero del verano estival, ya cerca de las 9 de la mañana. La idea era llegar en la tarde al Valle de la Luna y aprovechar el atardecer cuando está más fresco  y la luz favorece más para las fotografías. Sin embargo, no contábamos con esas variantes que solo la naturaleza maneja. El día anterior hubo tormenta y bajo esas condiciones no se abre el parque a los visitantes.

De eso nos enteramos en Valle Fértil porque decidimos entrar a la oficina de turismo para peguntar cómo  avanzar. Así que esa sería la primera recomendación antes de visitar un parque: verificar la posibilidad de visitarlo egún las condiciones atmosféricas inmediatas.

Si van con tiempo es interesante parar en el Santuario Difunta Correa y en la población de Astica.

Dormir en Valle Fértil

La oferta es para la categoría turista; hostales, cabañas, hoteles y eco hoteles. Depende la cantidad de personas del grupo sería la elección del hospedaje. Son lugares básicos, sin mayores lujos pero con lo indispensable para descansar y seguir el camino.

Esta vez seleccionamos hotel buscando un plus relacionado a la zona. Escogimos uno con buena vista; Hostería Valle Fértil. Si bien el hotel no es hermoso complace asomarse por la ventana y  ver más que una calle. Miras haciaeal Dique San Agustín. El desayuno es lamentable pero quita el hambre.

Ahora justo leyendo los comentarios de otros viajeros en TripAdvisor donde suelo consultar a menudo, resulta más interesante como opción quedarse en Villa Unión, La Rioja.

Ischigualasto  o lugar donde no existe la vida

Dicen que eso significa la palabra, algo como lugar de la muerte. Pero detrás de ese paisaje estéril hay una evidencia importante de vida. Se remonta casi 230 millones de años cuando habitaban dinosaurios carnívoros y grandes mamíferos,  cuando existían ríos profundos y caudalosos y las tierras se vestían de verde de  tanta vegetación.

Terremotos, cambios atmosféricos violentos, viento y  tiempo fueron modificando el paisaje. Ahora es un gran depósito de historia. En sus rocas hay fósiles vegetales y animales. Las rocas ganaron formas y el ingenio de la gente les puso nombres.

Este parque  del periodo triásico  tiene valor científico, paleontológico y geológico por eso es área protegida como Patrimonio Natural de la Humanidad.

La Esfinge

Al llegar al parque, 1 hora desde Valle Fértil,  encontramos una oficina donde se reúnen a los turistas en grupos para hacer el tour. La entrada cuenta entre 30 y 50 pesos (de 6 a 12 USD) depende si eres extranjero o local y se hace en carro particular. Un guía va a la cabeza de la caravana de autos y en un transcurso de 3 horas se van haciendo paradas estratégicas para ver lo más representativo del parque.

Cancha de bochas

Recorrimos así formas geológicas como la Esfinge, Cancha de bochas, el Hongo y vimos el Valle Pintado. Todas impresionan por su aparente fragilidad y  uno de maravilla ante la certeza de saber que el viento se ha encargado de esculpirlas. Cancha de bochas es quizás

El Hongo

la  formación que más increíble me pareció por la forma redonda de las piedras dispuestas tan ordenadamente. Parecen bolas hechas a mano en un material flexible.

Cada forma tiene su cuento y son el mayor atractivo turístico del parque. Ideal para muchas fotos y según dijo el guía el parque ha sido locación de algunos comerciales de tv y escenario de muchas fotos para publicidad.

Hay una formación que no pudimos conocer; el submarino. Producto de la lluvia caída la noche anterior la tierra estaba blanda y  así constituye mucho riesgo.

De regreso la caravana de auto atraviesa  ese desierto dejando atrás polvo y más polvo. Hay que seguir el camino hacia Talampaya, un parque nacional en La Rioja.

Caravana

Read Full Post »

Vista desde Grand Anse Bay

En  noviembre del año pasado buscaba desesperadamente, y a última hora, un destino playero para las vacaciones. Por muchos factores no podíamos decidir antes y a esas alturas los tradicionales destinos internacionales que salen desde Venezuela como Aruba, Curazao, Cancún y Punta Cana ya estaban copados.

Tanto buscar por internet nos encontramos con Grenada. Una pequeña isla al noreste de la costa de Venezuela y al norte de Trinidad y Tobago. Es un país independiente de la Mancomunidad Británica de Naciones. Destino recomendado para unas vacaciones relajantes;  para esos días que solo queremos respirar mar y disfrutar del calor tropical y la vida natural sin pretensiones.

Destino internacional

A la isla se llega con vuelos frecuentes desde el Reino Unido, Canadá, Alemania y Estados Unidos. Aerolíneas como Air Canada, America Eagle, Virgen Atlatic, Caribbean Airways, Air Jamaica, LIAT, Condor y desde Isla Margarita, Venezuela viaja Conviasa.

El novio y yo viajamos en este último. Un vuelo de apenas 40 minutos de ida y 30 para el regreso con boletos económicos que pueden ser cancelados en bolívares.

Welcome to Grenada

Grenada flag

Desde que llegas la amabilidad de la gente te hace sentir bien. En su inglés y su inglés creole te reciben con cariño y paciencia con los no angloparlantes.

Es fácil encontrar información porque hay oficinas de turismo y folletos en varios idiomas en el aeropuerto y los hoteles. Y si aún así quieren preguntar no se hacen problema en darte detalles.

En la isla tiene su moneda, el EC dólar que vale 2,7 USD, pero los dólares americanos son aceptados sin ningún inconveniente desde taxis hasta supermercados.

Nuestro hotel

Vista desde habitación del Flamboyant

Punto a favor. Qué bueno saber que se escoge bien cuando internet es la única referencia. Seleccionamos en el Flamboyant Grenada una habitación vista al mar.  La mejor ubicación la tiene este hotel. Justo a lo alto de Grand Anse Bay pero con un acceso desde las instalaciones a la playa.

Desde  la habitación se ve el mar y parte de Saint Georges, con solo bajar pueden caminar de punta a punta toda la playa. La gente es muy amable y dispuesta a resolver tus dudas.

Como nuestro plan era de luna de miel al mencionarle a la chica de recepción nos hicieron llegar una botella de vino y una tarjetica a nuestra habitación.

Cosas que hacer

Leer y conocer la experiencia de otros viajeros es para mí la mejor guía. Revisar blog de viajes y los comentarios en páginas de viajeros son determinantes.  Esa es la razón porque la escribo. Espero que le pueda servir a alguien. Aquí les dejo el de una viajera que me sirvió de referencia.

Playa en Grand Anse Bay

Grans Anse Bay

Es la más grande y visitada de la isla, sin embargo nunca estará llena. Siempre hay espacios libres. No es de esas playas donde se sentirán asfixiados. Hay  gente local que alquila tumbonas y sombrillas entre USD 5 o 7 pero tender la toalla bajo un árbol es posible.

Se puede caminar toda la playa y entrar en el mercado de artesanías  -Lazy Days – para tomar una Carib – cerveza local -, comer pescado o comprar algún recuerdito.

No hay problema en consumir alcohol en la playa.

Comer comida local

Tapas de comida típica

La “local home style” es condimentada y picante pero bien vale la pena probar. Aunque la encuentras en muchas partes decidimos hacer una degustación en Patrick’s, un restaurant muy casero ubicado en Lagoon Rd a la entrada de St George’s. Por EC$ 120, incluyendo 4 cervezas, disfrutas varias tapas de lo más representativo: cerdo en salsa de jengibre, cabrito en salsa creole, la famosa sopa calalloo (crema de espinaca picante), papaya/lechoza verde en salsa de queso, vegetales picantes y mucho más donde predominan los sabores del curry, pimienta, jengibre, canela y la reina de todos los condimentos de la isla,  la nuez moscada.

No es barato pero en un 1 hora pruebas de todo.

Viajar en bus

Local bus

Visitar un lugar y no hacer algo que te ponga en contacto con la gente local es como no haber ido, por lo menos para mí.  Viajar en bus es una manera. Los pasajes son económicos, oscilan entre EC$ 4 0 7 según el destino. Son minivan de 14 puestos, debidamente identificadas con las rutas y todas parten desde el terminal de St George’s en pleno centro.

Asegúrense de cambiar dinero  y tener monedas. Usualmente tienen un guía/colector que se encarga de cobrar y a quien le dices tu destino. Si conoces tu parada puedes hacer ruido golpeando una ventana y ellos se detienen. Aunque hay paradas identificadas no tendrán problema es pararse en cualquier lado. Estilo caribeño puro.

Caminar sus calles y visitar el fuerte George

Escuela de Steel Band

Recorrer las callecitas del centro de St George’s es tarea de contemplación; la gente haciendo sus compras, cómo se visten, cómo se gritan unos a otros para mi resulta divertido. Las mujeres son muy coquetas y lucen peinados de todo tipo y adornan mucho sus uñas.

Se puede entrar a las tiendas de suvenir buscando precios y a los pequeños centros comerciales donde hay muchas tienditas de recuerditos. También es zona Duty free y es posible conseguir licores y perfumes a precios razonables.

A los grenaditos les encanta comer en KFC, junto a Subway las únicas franquicias de la isla.

Fort George

Según Smith, un lugareño quien nos acompañó a la visita del fuerte George, es la razón por la cual todos están gorditos. Ahí entré y comí y si, se vuelven locos comiendo pollo y papas fritas.

En el mismo centro está el Fort George con la mejor vista al pueblo, la bahía y el mar abierto. Vale la pena pagarle a un guía local para que cuente la historia. Ahí conocimos la historia de Maurice Bishop, asesinado por la Junta Revolucionaria comunista en 1983.

Fish Friday

Fish Friday

En el pueblo pesquero de Goyave, a 40 min en el bus local N° 6 desde el terminal de St George’s, todos los viernes a partir de las 7 PM se realiza la gran fiesta del pescado.

Llegamos temprano así que decidimos esperar empezará la fiesta en bar Barracuda con un coctel  “a day on the beach” y una Carib.

Justo a las 7 pm se arman todos los toldos, calderos y parrillas locales cada quien con su especialidad: panes de cocos, guisos y frituras de distintos pescados, plátanos fritos, pasteles de auyama/calabaza, empanadas, dedos de polenta o harina de maíz, vegetales, langostas , cocteles, rones , batidos de frutas y helados.

Aromas cruzados, música de steel band, tambores, risas, gritos, turistas y locales juntos.

Los precios son razonables y los productos muy frescos. Comí una langosta en USD 20

Para regresar a St Georg’es hay que estar pendiente porque el último transporte sale a las 9:30 pm. Después de esa hora solo en taxi.

Navegar a Carriacou

Carriacou

Desde Lagoon Rd, frente a la Estación de Bomberos, sale un catamarán a las 9 AM con destino a la pequeña isla Carriacou. Los tickets no son baratos y si el mar está alborotado/picado puede ser una actividad extrema. 50 minutos de navegación  en una embarcación saltando, así que es preferible prevenir y tomar alguna píldora para el “seasickness” o mareo (con peligro de vómito). Gravol o Dramamine 1 hora antes y no tendrán problemas.

La mejor de la playa se llama Paradise Beach y se puede llegar en bus local desde el terminal a media cuadra del embarcadero donde llega el catamarán. Ahí hay unos 3 restaurantes muy típicos y el resto es una linda playa azul y serena, casi virgen.  Ideal para relajarse y nadar.

Frente está la Isla Sandy a la cual puedes llegar cruzando en un bote que alquilan en el mismo restaurant.

A las 3:30 pm ya regresa el catamarán, así que el tiempo es muy corto pero la playa lo vale.

Visitar la destilería de ron River Antoine Estate

Rivers Antoine Estate

Una de las pocos destilerías de ron cuya maquinaria en propulsada por agua. Para llegar se toma un bus desde St George’s hasta Greenville, más de 1 hora entre montaña para cruzar la isla  hacia la costa oeste.

Ahí explican el proceso de convertir caña en ron blanco y puedes visitar la fábrica y degustar sus rones de alto contenido alcohólico. Son rones de consumo local que están en Grenada desde 1785. Compré un “rum punch” que casi no me dejan pasar en el aeropuerto por llevarlo como equipaje de mano. Así que guarden sus mermeladas, especias y rones en el equipaje que facturen.

Seguramente hay muchas más actividades que hacer. Eso dependerá de cuan aventurero se quiera ser. La isla es conocida también como destino para el buceo. A pesar que lo he hecho par de veces antes en playas venezolanas,  en esta oportunidad no pude por condiciones médicas pero el que quiera puede ir a ver las esculturas sumergidas. Deben ser sorprendentes.

Read Full Post »

Arco a la entrada del Barrio Chino

Los chinos son muchos y están en todas partes. La comunidad de esos ciudadanos por el mundo crece y crece, y con ellos los barrios chinos.

Buenos Aires tiene el suyo. El Barrio Chino porteño está ubicado en Belgrano. Una zona residencial-comercial  de fácil acceso, vía tren o colectivo. En su entrada está la estación de tren Belgrano C y desde la Av. Cabildo, donde convergen varios buses,  se llega caminando unas pocas cuadras. Justo en Calle Arribereños, debajo del arco chino comienza este otro mundo.

El  chinatown  son  pocas cuadras llenas de restaurantes, supermercados, tiendas de abarrotes o quincallerías como le conocemos en Venezuela, tiendas de ropa, dietéticas y todo lo

Detalle dragón en la puerta

que “ Made in China” se puedan imaginar. Desde disfraces, 

teteras, té a granel, ropa, máscaras, espejitos, semillas de todo tipo hasta rolls de sushi listos para cortar.

El Barrio Chino de Buenos Aires también fue un escenario usado en la película argentina “Un cuento chino” donde actúa Ricardo Darin.

Buscando especies

Mi visita es un sábado por la tarde. Quizás el día más concurrido por turistas y locales. Una de mis intenciones era buscar especies y semillas, de esas que estoy descubriendo para cocinar.

Aunque hay montones de lugares para escoger existe un local grande y visitado; Casa China. Es un almacén y dietética lleno de productos chinos, coreanos, taiwaneses y japoneses, cuyos nombres en español los colocan en un cartelito a mano para guiar a los compradores. Pueden conseguir desde la alga nori para sushi, flores de lavanda, tofu, leche de soja, gyozas congeladas, té de diferentes procedencias, maíz tostado peruano, plátano verde y  más.

En mi afán de usar más semillas y cereales en las recetas compré semillas de lino, maíz chulpi, semillas de amaranto, jengibre, té rojo, harina de almendras, quinoa inflada, quinoa orgánica, harina de fainá y unos caramelos de jengibre para la ronquera.

De Quincalla

Vista de uno de los comercios chinos

Abundan también los locales donde venden objetos de cocina, decoración y para el hogar. Desde el wok hasta cajitas de música. Cerámica de todo tipo, vidrio de colores, bambú bueno y de imitación, plástico por doquier y flores artificiales. Hay tesoros entre ese montón de peroles.

Antes ya había comprado ahí pinzas de madera para la comida y palitos chinos decorados. Esta vez me lleve en la bolsa una budinera de silicón, bolita metálica de esa para meter el té en hebras, un centrifugador de vegetales y cubetas para el hielo con forma alargadas.

 Comida china

Después de caminar par de horas recorriendo cuanto sucucho había. Era hora de reconfortarse y lo mejor no puede ser sino comida china. Hay varios restoranes de este tipo de platos, también los hay de sushi y otras especialidades.

Fachada Restaurant Cantina Chinatown

Algunas veces es bueno dejarse llevar por el instinto y aplicar la máxima de los turistas que no se informan antes: entre en cualquier lugar que Ud. vea lleno de gente. Seleccionamos un restaurante apostado en una esquina con grandes ventanas. Dentro se ve lleno, iluminado y gente contenta. “Cantina Chinatown” es un restaurante de platos variados y económicos.

Aunque la comida china es muy distinta en todas partes. De hecho no sé si hay una comida china única. Son tantos y son tantas culturas que quizá no hay algo común. Comentaba en otro post que hasta lo que conocemos como la comida china en otros países es diferente. De hecho hice mi propia receta con pavo. Un simple arroz chino no es lo mismo en Puerto Ordaz, Venezuela que en Lima, Perú o Buenos Aires, Argentina.

Como no me voy con el arroz chino blanco que preparan los chinos porteño preferí  las empanaditas chinas de verduras, una gyozas al horno con bastante gusto. Otro plato fue el chop suey de vegetales, ligero y gustoso. Todo con una cerveza Quilmes

Parece no nos equivocamos porque al salir del restaurant había grupos de personas esperando mesa porque dentro estaba todo ocupado.

Read Full Post »

Vista de Valparaiso, Chile

La primera vez que escuché hablar de Valparaíso trabajaba para una revista científica. Ahí recibimos un trabajo de investigación de la Universidad de Valparaíso. Para entonces, no sabía que era Patrimonio de la Humanidad y Capital Cultural declarada por la Unesco.

Hace unas semanas estuve allí. La primera impresión fue de ciudad nostálgica. Sus cerros poblados a orilla del mar, la calma bahía, la arquitectura antigua estilo inglés, los ascensores y  la brisa fría del Pacífico le dan esa connotación.

Ubicada en el litoral central de Chile, a hora y media de Santiago, forma parte de los lugares de interés para los turistas. Mi recorrido es a pie, nada de tour. La visita es de un día pero se pueden incluir los puntos más representativos de la ciudad.

Comenzamos por conocer la Plaza Sotomayor donde está el Monumento a los héroes de Iquique, que según la Armada data de 1886. De hecho ahí se encuentra el edificio de la Armada de Chile. Caminamos unos metros y está al Muelle de Prat donde están las embarcaciones de carga, unos pocos restaurantes y tiendas de artesanías.

Los ascensores

Ascensor Artillería

Palacio Barburizza

Las postales más típicas de Valpo son precisamente las de sus viejos ascensores. Iconos de la ciudad. Los 15 elevadores  externos,  del siglo 19 y principios del 20,  hoy algunos decorados por artistas locales, son la forma más común de subir y bajar los  cerros. Aunque dicen que las mujeres de Valpo tienen buenas piernas de tanto hacer esos recorridos.

Subimos en el Ascensor Artillería desde donde, según recomendación de un lugareño, se obtiene la mejor vista de la bahía. Y si, desde el Muelle Prat hacia Viña del Mar.  Arriba están algunos artistas locales, el Paseo 21 de mayo y un lindo boulevard. Se observa también parte de toda la arquitectura vieja de la ciudad.

Desde ahí bajamos caminando por veredas hasta llegar al ascensor El Peral que llega al Paseo Yugoslavo. Ahí vimos el Palacio Barburizza.

La Sebastiana

Casa de Neruda La Sebastiana

Desde ahí nos fuimos en bus hasta las cercanías de la Plaza Bolívar y subimos a pie aproximadamente 15 cuadras hasta llegar el tope del cerro donde indicaciones pintadas en la pared o el alumbrado público van marcando el camino a la Casa de Pablo Neruda.

Con la visita a La Sebastiana,  junto a La Chascona en Santiago e Isla Negra en El Quisco,  completo la trilogía de las casas de Neruda. Las propiedades museo son casi lugares de culto a su gusto por la colección y muestra de su estilo de vida relajado y creativo.

Una casa barco de 4 pisos con detalles hechos para contemplar Valparaíso y el mar. Cada objeto tiene una historia y un origen, casi siempre, lejano o extraño como una Corocora rosada disecada proveniente de las costas de Falcón en Venezuela.

El bar, el salón de escritura, la habitación tal como él las diseñó e hizo construir pensando en los amigos, en las fiestas, en las grandes comidas. 

 Salmón y helado

La Caleta de Pescadores

La mejor manera de cerrar un visita a un puerto, creo yo, es comiendo lo típico local. Hay que hacer lo que hace la gente de Valpo un domingo: ir a la playa y comer pescado en los restaurantes a la orilla. Así que desde la Casa de Neruda tomamos otro bus que no dejó justo en La Caleta de Pescadores, Portales.

Se me antojó un salmón en mantequilla con una ensalada chacarera, típica chilena, acompañado con pisco sour. La mesa cerca de la ventana para ver la playa y aprovechar un poco el sol que recién pasadas las 3 de la tarde decidió salir ese día.

Un paseo por la fría playa y decidimos volver al centro para tomar un helado mientras caminamos por la plaza revisando la feria de antigüedades. Descontinuadas latas de Coca Cola, discos de acetato de artistas que no conozco, libros deshojados, envases de vidrio pesadísimos. Nada que pueda llevar. Así llegó la hora de partir y volver a Santiago.

No me gustó

Todas las ciudades tienen de todo. Imposible que todo sea siempre lindo y positivo. Al recorrer sus calles no me gustó la cantidad de perritos vagabundos que abundan en sus calles. Desconozco de quien es la responsabilidad pero el sentido común me hace pensar que no hay políticas de ningún tipo para solucionar el problema y la comunidad no tiene una iniciativa clara para cooperar. Es un problema de salud pública. Montones de perritos, muchos enfermos, deambulando por toda la ciudad. Malo, malo, malo.

Read Full Post »

Miguel Torres

Viña Miguel Torres

A dos horas en tren desde Santiago se encuentra la ciudad de Curicó. Ubicada en el valle central de Chile, limitada al este por Argentina y rodeada de tierras fértiles para los frutos.

De las frutas que se dan en ese sector montañoso la consentida es la uva. Muchos mostos apreciados internacionalmente provienen de esa  tierra. Ahí está la Viña Miguel Torres.

Hasta allá nos acercamos dos venezolanos, en agosto invernal de 2010, con ganas de aprender, probar y descubrir esos caldos. Con la experiencia de mi acompañante y mi entusiasmo de aficionado fuimos develando los detalles detrás de la copa.

El camino en tren es el abreboca para lo que espera. Este transporte interurbano en Chile es óptimo. Vagones bien equipados, modernos  y muy cuidados a precios totalmente accesibles. La ruta es serena y en el trayecto ves como va cambiando la geografía. De la seca, fría y marrón Santiago del invierno se abre el espacio permitiendo más pastos, arbustos y montañas verdes junto a esporádicas árboles floreados de jacarandas violetas o blancas que adornan el campo.

En las afueras del pueblo se abre un espacio hermoso; la entrada a la viña. En ella una casona que alberga las oficinas administrativas, el salón de recepción y la tienda. Y en otra, el restaurant Miguel Torres.

Casona en Viña Miguel Torres

La pionera

La primera empresa vitivinícola extranjera que se instaló en Chile fue Miguel Torres. La visión de esta familia permitió considerar a estas tierras del sur como un terreno y clima idóneo para los vinos de calidad.

De eso hace 30 año y hoy siguen innovando tecnológicamente la industria para el desarrollo de vinos de mayor calidad. Esos aportes se notan en el uso de tinas o tanques de acero inoxidable, el uso de barricas de roble francés y en las variaciones a los terrenos.

 
El recorrido

Lo primero es conocer la fábrica por dentro; el lugar donde se realiza cada proceso para vinos blancos, tintos, rosados y espumosos. Unas tinas enormes de acero reluciente reciben la uva seleccionada para su fermentación y posterior prensado. En el caso de los tintos pasa a la segunda fermentación en barrica, embotellado y el envejecimiento en la botella.

 

Para el blanco se añade un proceso más que es la clarificación y estabilizado. Así se logran esos colores ámbar y amarillos del buen blanco.

El depósito de barricas es un lugar casi mágico. Miles de tambores reposando en hileras, un ambiente frío pero cálido a la vez, dan esa sensación que el tiempo se detuvo y hasta bajamos la voz como para no perturbarlos.

En Miguel Torres todo luce nuevo, limpio, moderno pero a la vez proyectan experiencia.

Fundo Manso de Velasco, Curicó

El origen

Visitamos también uno de sus viñedos y sorpresa; fuimos nada más y nada menos que a la tierra que pare la uva del Manso de Velasco. El Manso de Velasco 2006 fué clasificado en 2010 por una importante guía como mejor vino tinto de Chile. Es un Cabernet envejecido en barrica de roble francés por 18 meses.

Este fundo es parte de los terrenos de Maquehua, uno de los 5 fundos de la familia Torres en Chile.

Para entonces se acercaba la primavera así que el terreno estaba en plena preparación. Líneas de arbustos alineados esperando su abono. El personal que trabaja allí es amable, aman su tierra, la mística con que se comienza a trabajar la uva hace instituir que el producto en botella será excelente.

Degustación
Enólogo Jorge Reyes Díaz ofreciendo la cata

La degustación

Y como de la teoría hay que pasar a la práctica disfrutamos también de una degustación guiada del propio enólogo Jorge Rojas Díaz, responsable de los detalles en la composición de todos los vinos.  

Probamos en la cata:

  • Santa Digna Gewürztraminer 2009 en el que notamos por consenso un sabor fino, acidez media y aromas frutales y de miel.
  • Santa Digna Shiraz 2008 una innovación con fondos tostados y  de vainilla, olores a cuero y algo frutal con tendencia a mejorar en botella.
  • Santa Digna Carmenere 2009 de taninos redondeados, aromas frutales  y finalmente de especies.
  • Santa Digna Cabernet Sauvignon Rosé, la sorpresa de la cata porque constituyó casi una primicia. La botella se pidió directo a bodega por ser la cosecha más nueva. De aromas frutales y sabor frutal cítrico, bastante sutil.

 Visitar un viñedo, conocer el proceso del vino es una experiencia interesante. Cada vez que descorcho una botella se que más allá del vino hay un montón de trabajo y dedicación, de gente esforzándose por ofrecer una bebida de calidad. Es la conjunción de muchos factores; desde la tierra misma hasta el etiquetado para que más allá de una botella sea una experiencia de sensaciones.

Read Full Post »

Lago en Bosques de Palermo

De Argentina se reconoce sus vinos y el tango. Son las referencias reiteradas; sin embargo, hay cosas más comunes como sus parques. El más emblemático es el Parque Tres de Febrero o Bosques de Palermo.

Buenos Aires es también actividad al aire libre. Correr, andar en bicicleta, patinar, caminar, bailar, echarse a leer en el pasto, tomar sol o beber mate. Todas las ciudades deberían tener esos lugares donde locales y turistas se concentran.

De pantanos a  Bosques de Palermo

Averiguando por aquí y por allá me encuentro que esas 25 hectáreas de áreas verdes formadas por jardines, lagos, esculturas y fuentes en el Barrio de Palermo son creación de técnicos alemanes.

Sin embargo, todos se esmeran en aclarar que los cambios más importantes son del paisajista francés-argentino Carlos Thays, quien a finales del siglo 19 le imprime un estilo europeo.

Estos espacios eran terrenos inundados pertenecientes a un italiano de apellido Palermo. De ahí el nombre.

El Rosedal

 

El Lago y el Rosedal

De los espacios del parque los  más hermosos son el Lago y el Rosedal. A pocos metros de la entrada, por la vía principal, se ve el lago lleno de vegetación, el puente blanco que le cruza y mucha gente a su alrededor.

Esta área es ideal para la familia. Miles se juntan para pasar horas alrededor del lago, descansando en su orilla  y tomando sol.

Más delante está el puente de estilo inglés. Blanco y fuerte conduciendo hacia el Rosedal. Es un jardín extenso con más de 12 mil especies de rosas de distintos tipos, colores y tamaños. Hermosa locación para fotos. Según, muchas novias y quinceañeras van a hacerse las suyas ahí. No me topé con ninguna.

Estuve ahí a la entrada de un otoño, en marzo de 2010. Una tarde de domingo cuando el frio empieza a sentirse y obliga andar de abrigo. Pero eso no amaina a nadie, y menos para un paseo. 

 Deporte y contemplación

Siempre verás gente trotando, caminando, en patines, patinetas o bicicleta.

Los fines de semana hay alquileres de patines, patinetas y bicicletas. Hace casi un año y para entonces ni se me había ocurrido empezar a patinar, ni tener patines. Hubiese aprovechado ese espacio aunque fuese para pasar pena entre tanto experto de toda edad.

Para los que buscan algo más relajado están los triciclos a pedal para 3 y 4 personas y clases de baile y ejercicios dirigidos. En el lago se puede rentar botes a pedal o kayac, o entretenerse alimentando a los patos y aves.

Yo preferí el ejercicio de la contemplación. Así estuve un rato observando, respirando, curioseando. Sólo faltó el mate para cerrar el paseo al estilo argentino.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: