Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Con delantal’ Category

27 mayo 2012, Santiago de Chile

El otoño ha llegado con fuerzas a Santiago de Chile, especialmente este último fin de semana de mayo. Se largó la lluvia más larga que yo recuerde en los 2 años y medio que llevo viviendo acá.

Dicen que siempre que llovió, paró.  Ahora la ciudad está más linda. Los árboles lucen un poco más desnudos por la fuerza del agua que  hizo caer muchas de sus hojas naranjas y amarillas. El pavimento aún está mojado.

La cordillera seguramente estará blanquita con toda la nieve que le ha caído y mañana, si sale el sol, valdrá la pena contemplarla. Es un espectáculo.

En días como estos no basta con ponerse un suéter cuando se siente frio. Abrigar el alma también es necesario. Un chocolate caliente, un cafecito humeante, una copa de brandy, un buen vino tinto o una sopa reconfortante ayudan a lograr ese fin. Y si es acompañado con seres queridos mucho mejor.

Retomé mis recetas del otoño pasado y preparé una sopa de vegetales para consentirme. Aquí les dejo al receta por si se animan.

Ingredientes cortados

Ingredientes:

  • 1 tomate sin piel cortado en cubos
  • 3 dientes de ajo en cuadritos pequeños
  • 1 cuchara de pimentón dulce en polvo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande en juliana
  • 2 zanahorias en juliana
  • 50 gr de apio o celery en media luna
  • 50 gr de puerro
  • ¼ de un repollo rebanado no tan fino
  • 2 cucharas de perejil y 1 de cilantro
  • Pizca de nuez moscada, sal y pimienta
  • 2 litros de agua

Sofreír y Hervir

Paso a paso:

  1. Cortar todo en juliana, menos el tomate y el ajo.
  2. Reservar un poco del perejil para el final.
  3. Sofreír en una olla grande el ajo con el aceite de oliva y el pimentón rojo en polvo a fuego lento.
  4. Sumar vegetales cortados en juliana empezando por los más duros como la zanahoria y el apio.
  5. Sumar el cilantro y el resto de perejil y dejar sofreír unos 3  a 5 minutos.
  6. Agregar los 2 litros de agua y dejar hervir por 40 minutos a fuego medio en olla semitapada.
  7. Verificar con sal y pimienta más la pizca de nuez moscada.
  8. Servir con la ramita de cilantro de adorno.

Si quieren darle un poco de consistencia pueden agregar,  muy poco antes de servir; arroz que ya tengan preparado, un poco de cous cous, quínoa o arvejitas amarillas. Todo eso siempre y cuando haya sido cocinado previamente y sin sal.

¡Bueno provecho!

Sopa de Vegetales

Anuncios

Read Full Post »

Sopa de pollo estilo venezolano servida con casabe

En estos días que recién comienza la primavera en el hemisferio Sur todo es más lindo. Días más largos, calorcito y flores en cualquier lugar. Pero con las flores, sus aromas y colores también el polen. Y con el polen las alergias.

Yo andada muy entusiasmada porque después de mes y medio en Venezuela regresaba a Chile para encontrarme justo la transición del invierno al verano.  Sin embargo, antes de disfrutar de la terraza  al aire libre con un fresco rosé, como había imaginado, he tenido que tomar te descongestionantes e infusiones calientes  para calmar los síntomas de la alergia.

Entre los remedios caseros que me recomendaron probar está la infusión de manzanilla para lavar nariz y ojos y la vaporización de eucalipto. Me preparé también una especie de refresco de infusión de manzanilla, miel y limón que aparte de sabrosa y refrescante parece tiene algún efecto calmante, pero el remedio que creo infalible para cualquier estado gripal o alérgico que incluya congestión nasal es la sopa de pollo. Y estoy segura que es más efectivo cuando la hace tu mamá.

Sopa en pleno hervor

Sopa de pollo al estilo venezolana es muy distinta a la cazuela de ave que suelen comer en Chile. Por suerte, esta última vez estando en Venezuela, le hice seguimiento paso a paso de la sopa tal como la hace mi mamita. Así que aquí les dejo la receta por si quieren probar este plato que no será el más gourmet pero lo hace mi mamá.

Es una receta para 4 personas y con verduras que se consiguen en mi país. En otro lado toca adaptar, sustituir o prescindir de algunos ingredientes pero hay que tratar de apañárselas cómo se pueda.

 Ingredientes:

  • Pollo en piezas y aderezado

    Medio pollo fresco cortado en piezas pequeñas.

  • Para sazonar el pollo: sal, pimienta y onoto (achiote).
  • Aderezo del pollo: puñado de cilantro, 1 cebollín, 2 ají dulces, 2 dientes de ajo y 1/2 cebolla.
  • Verduras: 1 yuca mediana (mandioca), 1 porción de auyama (calabaza)  y otra de ocumo , 2 papas peq, 1 zanahoria grande, 1/4 plátano en ruedas,  mazorcas de maíz (jojoto). Todo cortado en trozos a manera de cubos.

 Procedimiento:

  1. Verduras cortadas en cubos

    Cortar cebolla, cebollín, ajíes dulces y ajo. Añadir al polllo y sellar o dejarlo dorar por 2 min aprox en una olla profunda con aceite de oliva.

  2. Una vez sellado el pollo con su sofrito sumar aproximadamente 1 litro de agua o 2 tazas por persona.
  3. Dejar hervir pocos minutos y agregar la verdura previamente cortada en cubos pequeños a medianos: auyama, apio, ocumo blanco, zanahoria, papa, plátano verde y yuca, y mazorca de maiz cortada en pequeñas ruedas.
  4. Una vez con las verduras dejar hervir por aproximadamente 30 min en olla tapada a fuego medio o hasta que ablanden las verduras sin que se rompan.
  5. Sumar verduras al hervido

    Completar con agua si hiciese falta y corregir con sal y pimienta.

  6. Servir con un buen casabe tostado.
Por si tienen dudas con los términos les dejo este glosario gastronómico: http://www.euroresidentes.com/Alimentos/diccionario_equivalencias/c.htm

Read Full Post »

Festín de tacos incluyendo los de carne de soja

Carne, pollo, carne, pollo. ¿No se te ocurre otra cosa? Hay una alternativa práctica y saludable; la carne vegetal o carne de soja. Este producto sirve para acompañar vegetales, arroz, pasta, rellenar empanadas o tacos.

Hace pocos días preparé comida al estilo mejicano para unas 30 personas y decidí colocar la carne soja, junto al pollo y carne,  como opción para rellenar los tacos. Muchos se sorprendieron por la novedad y decidieron probar.

La carne de soja es una fuente superior de proteína y con menos grasas que la carne roja animal. Adicionalmente contiene vitaminas y minerales. También es recomendada como fuente de fibra para mejorar el estreñimiento, y su consumo habitual favorece el equilibrio hormonal en las mujeres.

La carne vegetal junto al consumo de otras presentaciones de la sojacomo la leche, más hojas verdes como espinaca y acelgas ayuda en procesos de mejoramiento para la piel, dolores menstruales y el ánimo, dicen que por el

Soja guisada

contenido de isoflavonas. Particularmente yo  aumento la ingesta en “esos

días” y  estoy casi segura que me ha funcionado. Cuestión de probar.

Muy aparte de todas esas bondades la carne vegetal es un alimento muy versátil y se puede usar de la misma forma que haríamos con la carne animal molida. El sabor dependerá mucho de cómo lo condimentemos pero es agradable, y su textura es suave.

En Chile se consigue a granel y envasada en cualquier supermercado o tienda naturista, también es 3 veces más barata que el kilo de carne o pollo. En Venezuela, y seguramente en cualquier otro país, se puede conseguir también en los supermercados, tiendas naturistas o almacenes.

Presentación

Tipos de soja

La presentación es como un cereal en copos o granos irregulares. La  he comprado en tamaño pequeño de color blanco y mediano de color oscuro. Hay un grano o copo maxi que me parece más ordinario y poco presentable. Es preferible tenga un tamaño parecido a cómo queda la carne animal molida.

 Hidratar la carne de soja

  1. Vaciar el contenido  deseado en un bol midiendo por tazas.
  2. Agregar agua hirviendo en proporciones 1/3. Por cada taza de soja, 3 de agua hirviendo.
  3. Dejar reposar de 10 a 15 minutos.
  4. Lavar rápidamente con agua fría.
  5. Dejar escurrir en un colador.

 

Ingredientes Guiso para la carne de soja (aprox  2 tazas medidas en seco):

Pasta ají dulce de Venezuela

  • 1 cebolla pequeña picada en cuadritos
  • 1 pimentón rojo picado en cuadrito
  • ½ cebollín
  • 1/ puerro
  • 1 diente de ajo
  • 1 cuchara pequeña de ají en pasta o ½ ají dulce o picante según su gusto (yo traje a Chile pasta de ají desde Venezuela) – Opcional
  • 1 cuchara de salsa de tomate
  • 1 cuchara de salsa inglesa
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

Soja guisada

  1. En una olla con aceite de oliva sofreír el diente de ajo cortado en ruedas y sin el centro.
  2. Sumar en orden  la cebolla, el cebollín, el puerro y el pimentón cortados en cuadritos pequeños.
  3. Dejar dorar y ablandar el guiso de vegetales.
  4. Sumar la pasta de ají o ají picante según tu gusto.
  5. Agregar la carne vegetal hidratada y escurrida y rehogar.
  6. Ir mezclando con los vegetales y poner más aceite de oliva si fuese necesario.
  7. Sumar la cucharada de salsa de tomate y  de salsa inglesa mientras se revuelve constantemente.
  8. Aderezar con sal y pimienta.

Read Full Post »

Pan de Semillas

De la incursión aquella que les comenté en el Barrio Chino de Buenos Aires y las semillitas que compré para traer a Santiago me ha salido trabajo; investigar cómo usarlas.

Como no tengo vocación de jardinera para dedicarme a plantarlas, se me ocurre que mejor es comerlas. El tema es ¿Cómo? Una, es en alguna receta para el desayuno. Créanme que hay tantas opciones de consumo que no entiendo como pasé de lunes a viernes a punta de Special K y leche descremada.

Una de las recetas que conseguí es un pan de semillas. Siempre nos dicen que el pan engorda, los chistosos dicen que el que engorda es el que se lo come, en fin, el pan es alimento completo. La clave es tratar de consumirlo lo más natural o menos procesado posible. Y si es enriquecido mejor. Por lo menos, eso dicen los gurús de la nutrición. A mí no me crean que yo sólo ando inventando y compartiéndolo. Uno nunca sabe.

Semillas para pan

Ingredientes:

  • 375 gr de harina integral (o mezclar  ¾ harina de trigo no leudante con algunas cucharadas o ¼ de salvado o germen de trigo)
  • 125 gr de harina de centeno
  • 1 ½ cucharada de leche descremada en polvo
  • 1 ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de azúcar morena
  • 1 cucharada de levadura seca o 3 cucharadas de levadura granulada directo a la masa
  • 1 ½ cucharada de aceite de girasol o de oliva
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 300 ml de agua tibia
  • 1 cucharada de semillas de sésamo
  • ½ cucharada de semillas de amapola
  • ½ cucharada de semillas de lino
  • ½ cucharadita de semillas de amaranto
Procedimiento:

Amasado

Mezcla en seco

  1. Mezclar en un envase grande todos los ingredientes secos; harinas, leche descremada, azúcar, las semillas y levadura, la sal en el borde.
  2. Abrir un hueco en el medio de la mezcla y sumar los líquidos; agua, aceite y jugo de limón.
  3. Amasa y luego en una superficie plana enharinada hasta que se homogenice la masa.
  4. Guardarla en un envase tapada con papel transparente film o con un paño, rociar con un

    Tamaño de molde

    Llevando a tamaño

    poco más de aceite y guardar por 1 hora en el horno apagado o un lugar cerrado y cálido.

  5. Al pasar la hora, sacar y volver amasar en superficie plana dándole la forma aproximada al molde donde lo van a hornear.
  6. La receta original recomienda una bandeja de pan de 900 gr pero yo la hice en una budinera de silicón de 13 x 25 cm. Queda un pan más angosto pero más alto

    Pegar semillas

    porque triplica el tamaño en altura de la masa.

  7. Dejar reposar por 40 min en la bandeja en lugar cerrado y cálido.
  8. Para preparar la superficie se hace con 1 clara de huevo suavizada con agua y se barniza la superficie del pan, agregando las semillas para que se peguen.
  9. Hornear de 40 a 90 minutos a 240° o hasta que se dore y suene hueco al golpear.

Cuando vi el pan al salir del horno me asusté porque parece pesado pero la textura es suave.  Se puede cortar en rebanadas y untarlo con aceite de oliva. Se come fresco o tostado. También es ideal para guardar en congelador ya rebanado y calentar en tostador o al horno. Es nutritivo, casero y natural. Sirve para sándwich, bruschetta o complemento de un plato.

Si les interesan recetas saludables hay un blog que me gusta mucho, Las Recetas de Silvia, quien también explica las propiedades de los ingredientes.

Esta receta es del libro “Delicias al Horno” de Editorial Parragon y tiene algunas modificaciones porque usé más variedad de semillas.

Read Full Post »

Pudin de kéfir

Muchas veces después del almuerzo o la cena provoca algo dulce, un postrecito. Para algunos, y para mí, no puede ser una costumbre habitual porque si no empezamos a sumar y sumar calorías a la ingesta, más de las 2.200 recomendadas. Pero como tampoco es de humanos andar por la vida privándonos de las cosas ricas que nos gustan,  tenemos que buscar un equilibrio y preparar postres más ligeros.

En Santiago, Chile visito con frecuencia el Mercado Central La Vega. Todas las frutas, verduras, hortalizas, carnes, charcutería o fiambrería, semillas, cereales y víveres para el consumo se puede encontrar allí, a mejor precio que en los supermercados.

En la última visita, antes de escribir este post, conseguí varios frutos rojos no tan comunes para los que somos del trópico.

Frambuesas

Moras

Arándanos

Frutillas o fresas, frambuesas, moras y arándanos destacaban en los puestos. Aparentemente tampoco acá son muy consumidas. Por ejemplo, la frambuesa, de su producción total sólo 10% de la fruta fresca es para consumo interno.

Aproveché entonces y compré unos cuantos gramos de frambuesas, arándanos y moras. Aparte de licuarlos en smoothies de yogurt y tomarlos como batido de frutas, decidí hacerlos postre; pudin. Facilísimo de hacer, fresco y ligero.

Ingredientes para el pudin

Ingredientes:

  • 1 sobre de gelatina en polvo sin sabor
  • 500 gr de yogurt natural sin azúcar o 3 tazas de leche descremada o kéfir
  • 20 gr de azúcar light o sucralosa (30 gr si es azúcar normal)
  • 1 taza de frambuesas (apróx 150 gr)
  • 1 taza pequeña de arándanos (apróx 100 gr)
  • 1 taza pequeña de mora (apróx 100 gr)

 Preparación:

Según la receta original, que tomé de Recetario Cocina.com, es con yogurt griego pero es difícil de conseguir y tiene más grasa que el normal. Yo lo preparé con un kéfir que hago en casa, saludable y de fácil digestión, además de todos los beneficios del kéfir o yogurt de pajaritos, como le dicen en Chile.

Mezcla del pudín antes de envasar
  1. Disolver un sobre de 7,5 gr aproximadamente en 1 taza de agua caliente y dejar refrescar. Si usas gelatina en hojas hay que hidratar 3 hojas en una taza de agua caliente.
  2. Mezclar el kéfir, leche o yogurt con el azúcar hasta disolver.
  3. Juntar con la gelatina disuelta.
  4. Sumar las frutas.
  5. Verter en envases de postre individuales y refrigerar mínimo 1 hora. Rinde 4 envases medianos o 5 pequeños.
  6. Para servir sumergir el envase en agua caliente unos 5 segundos y voltear sobre un plato.

Es muy fácil de hacer. A la hora de servir es cuestión de ponerse creativos con los recursos que tengamos; darle algo de color. Pueden usar hojitas de menta, más frutos, un sirop, mermelada o alguna galletita.

Read Full Post »

Arco a la entrada del Barrio Chino

Los chinos son muchos y están en todas partes. La comunidad de esos ciudadanos por el mundo crece y crece, y con ellos los barrios chinos.

Buenos Aires tiene el suyo. El Barrio Chino porteño está ubicado en Belgrano. Una zona residencial-comercial  de fácil acceso, vía tren o colectivo. En su entrada está la estación de tren Belgrano C y desde la Av. Cabildo, donde convergen varios buses,  se llega caminando unas pocas cuadras. Justo en Calle Arribereños, debajo del arco chino comienza este otro mundo.

El  chinatown  son  pocas cuadras llenas de restaurantes, supermercados, tiendas de abarrotes o quincallerías como le conocemos en Venezuela, tiendas de ropa, dietéticas y todo lo

Detalle dragón en la puerta

que “ Made in China” se puedan imaginar. Desde disfraces, 

teteras, té a granel, ropa, máscaras, espejitos, semillas de todo tipo hasta rolls de sushi listos para cortar.

El Barrio Chino de Buenos Aires también fue un escenario usado en la película argentina “Un cuento chino” donde actúa Ricardo Darin.

Buscando especies

Mi visita es un sábado por la tarde. Quizás el día más concurrido por turistas y locales. Una de mis intenciones era buscar especies y semillas, de esas que estoy descubriendo para cocinar.

Aunque hay montones de lugares para escoger existe un local grande y visitado; Casa China. Es un almacén y dietética lleno de productos chinos, coreanos, taiwaneses y japoneses, cuyos nombres en español los colocan en un cartelito a mano para guiar a los compradores. Pueden conseguir desde la alga nori para sushi, flores de lavanda, tofu, leche de soja, gyozas congeladas, té de diferentes procedencias, maíz tostado peruano, plátano verde y  más.

En mi afán de usar más semillas y cereales en las recetas compré semillas de lino, maíz chulpi, semillas de amaranto, jengibre, té rojo, harina de almendras, quinoa inflada, quinoa orgánica, harina de fainá y unos caramelos de jengibre para la ronquera.

De Quincalla

Vista de uno de los comercios chinos

Abundan también los locales donde venden objetos de cocina, decoración y para el hogar. Desde el wok hasta cajitas de música. Cerámica de todo tipo, vidrio de colores, bambú bueno y de imitación, plástico por doquier y flores artificiales. Hay tesoros entre ese montón de peroles.

Antes ya había comprado ahí pinzas de madera para la comida y palitos chinos decorados. Esta vez me lleve en la bolsa una budinera de silicón, bolita metálica de esa para meter el té en hebras, un centrifugador de vegetales y cubetas para el hielo con forma alargadas.

 Comida china

Después de caminar par de horas recorriendo cuanto sucucho había. Era hora de reconfortarse y lo mejor no puede ser sino comida china. Hay varios restoranes de este tipo de platos, también los hay de sushi y otras especialidades.

Fachada Restaurant Cantina Chinatown

Algunas veces es bueno dejarse llevar por el instinto y aplicar la máxima de los turistas que no se informan antes: entre en cualquier lugar que Ud. vea lleno de gente. Seleccionamos un restaurante apostado en una esquina con grandes ventanas. Dentro se ve lleno, iluminado y gente contenta. “Cantina Chinatown” es un restaurante de platos variados y económicos.

Aunque la comida china es muy distinta en todas partes. De hecho no sé si hay una comida china única. Son tantos y son tantas culturas que quizá no hay algo común. Comentaba en otro post que hasta lo que conocemos como la comida china en otros países es diferente. De hecho hice mi propia receta con pavo. Un simple arroz chino no es lo mismo en Puerto Ordaz, Venezuela que en Lima, Perú o Buenos Aires, Argentina.

Como no me voy con el arroz chino blanco que preparan los chinos porteño preferí  las empanaditas chinas de verduras, una gyozas al horno con bastante gusto. Otro plato fue el chop suey de vegetales, ligero y gustoso. Todo con una cerveza Quilmes

Parece no nos equivocamos porque al salir del restaurant había grupos de personas esperando mesa porque dentro estaba todo ocupado.

Read Full Post »

Galletas de avena y pasas

Nada más rico que no tener que privarse de las cosas dulces. Es un deseo reprimido con tantas dietas, tratamiento antiobesidad y cuanto proceso de tortura exista para perder peso o simplemente estar saludables.

Buscando en internet, por aquí y por allá, encontré una receta de galletas que me pareció muy fácil. La modifiqué para hacerla más ligera; con menos calorías que la receta original. Nada que cualquiera no pueda intentar. Incluso me parece ideal para hacerla con los niños.

Estas galletitas son perfectas para acompañar el café o el té de la tarde, para una merienda o como acompañante de algún helado u otro postre.

Ingredientes:

  • 115 gr de mantequilla sin sal
  • 1 taza de Splenda, endulzante  o edulcorante en polvo para cocinar o ½ taza de azúcar light (endulza más que la normal)
  • 2 huevos medianos
  • 1 taza de harina todo uso o sin polvos de hornear, preferiblemente integral o como alternativa puedes mezclar 1/3 taza de harina con ¼ taza de germen de trigo
  • ½ taza de avena en hojuelas
  • ½ taza de pasas
  • 1 cucharita de polvo de hornear

Galletas en el horno

 Procedimiento:

  1. Batir la mantequilla, previamente dejada suavizar fuera de la nevera, con el azúcar y los huevos.
  2. Sumar a la mezcla la harina y el polvo de hornear.
  3. Por último sumar la avena y las pasas hasta mezclar todo.
  4. Precalentar el horno por 10 min a 180 ° aproximadamente.
  5. En una bandeja engrasada y enharinada ir colocando 1  bolita de la mezcla, dejando separación entre ellas para que al expandirse no se peguen.
  6. Hornear por 20 min aproximadamente, hasta que doren o sus bordes se vean firmes.

Grandes o chicas pero ligeras

Las galletas quedaran suaves en el horno pero al ir enfriarse quedan crujientes. Si las queremos grandes, tipo galletones, de 8 a 10 cms diámetro debemos usar una cuchara sopera para servir la mezcla en la bandeja. Si queremos las galletas más pequeñas podemos hacerlo con la cucharita de té. Grandes salen aproximadamente 15 unidades y pequeñas unas 25.

No es necesario aplastar, ni darle forma. Al colocar la bolita ella ira tomando su propia forma al derretirse la mezcla con el calor.

Sustituyendo algunas cosas y usando ingredientes menos calóricos tendremos entonces unas galletitas más ligeras que las empacadas y más sabrosas.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: