Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘chile’ Category

27 mayo 2012, Santiago de Chile

El otoño ha llegado con fuerzas a Santiago de Chile, especialmente este último fin de semana de mayo. Se largó la lluvia más larga que yo recuerde en los 2 años y medio que llevo viviendo acá.

Dicen que siempre que llovió, paró.  Ahora la ciudad está más linda. Los árboles lucen un poco más desnudos por la fuerza del agua que  hizo caer muchas de sus hojas naranjas y amarillas. El pavimento aún está mojado.

La cordillera seguramente estará blanquita con toda la nieve que le ha caído y mañana, si sale el sol, valdrá la pena contemplarla. Es un espectáculo.

En días como estos no basta con ponerse un suéter cuando se siente frio. Abrigar el alma también es necesario. Un chocolate caliente, un cafecito humeante, una copa de brandy, un buen vino tinto o una sopa reconfortante ayudan a lograr ese fin. Y si es acompañado con seres queridos mucho mejor.

Retomé mis recetas del otoño pasado y preparé una sopa de vegetales para consentirme. Aquí les dejo al receta por si se animan.

Ingredientes cortados

Ingredientes:

  • 1 tomate sin piel cortado en cubos
  • 3 dientes de ajo en cuadritos pequeños
  • 1 cuchara de pimentón dulce en polvo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande en juliana
  • 2 zanahorias en juliana
  • 50 gr de apio o celery en media luna
  • 50 gr de puerro
  • ¼ de un repollo rebanado no tan fino
  • 2 cucharas de perejil y 1 de cilantro
  • Pizca de nuez moscada, sal y pimienta
  • 2 litros de agua

Sofreír y Hervir

Paso a paso:

  1. Cortar todo en juliana, menos el tomate y el ajo.
  2. Reservar un poco del perejil para el final.
  3. Sofreír en una olla grande el ajo con el aceite de oliva y el pimentón rojo en polvo a fuego lento.
  4. Sumar vegetales cortados en juliana empezando por los más duros como la zanahoria y el apio.
  5. Sumar el cilantro y el resto de perejil y dejar sofreír unos 3  a 5 minutos.
  6. Agregar los 2 litros de agua y dejar hervir por 40 minutos a fuego medio en olla semitapada.
  7. Verificar con sal y pimienta más la pizca de nuez moscada.
  8. Servir con la ramita de cilantro de adorno.

Si quieren darle un poco de consistencia pueden agregar,  muy poco antes de servir; arroz que ya tengan preparado, un poco de cous cous, quínoa o arvejitas amarillas. Todo eso siempre y cuando haya sido cocinado previamente y sin sal.

¡Bueno provecho!

Sopa de Vegetales

Anuncios

Read Full Post »

Vinos Oveja Negra

Rebeldes, los contracorrientes, diferentes. Así pretenden ser los vinos Oveja Negra deVIA Wines.

Un tranquilo camino al sur de Santiago, 3 horas  y 255 Km nos conducen a Talca, Valle del Maule donde llega el servicio de trenes de Terra Sur. De ahí al pueblo de San Rafael son 15 minutos más en auto y entramos a unos campos extensos del Fundo La Esperanza; los terrenos  de VIA Wines donde se producen los vinos Oveja Negra.

Se pierde la vista en las 400 hectáreas cultivadas, caminos que cruzan en medio de los viñedos y dejan de lado el edificio caserón donde están las oficinas para llegar al salón cabaña que nos recibe. Una laguna mansa y una construcción de madera suspendida sobre el algo. Dicen que desde ahí se ve elVolcán Descabezado. Para ni mala suerte el día estaba demasiado nublado. Me lo perdí.

Instalaciones VIA Wines

Una terraza con pisos de madera sobre el agua, la cocina abierta frente a un moderno salón de paredes de vidrio me dejó encantada. Una espacio hermoso donde no podía más que imaginar reuniones para compartir con gente querida.

A lo que vinimos

¿Qué más puede ser? Probar dos de las líneas de VIA Wines: Oveja Negra y Chilcas. Me quedo primero, en este cuento, con Oveja Negra.

Degustación Oveja Negra

Nos recibe el enólogo Edgard Carter, joven pero experimentado en estas lides. Habla con pasión del mundo vitivinícola y sus andanzas por EEUU, Francia y Australia. Tiene empeño en marcar diferencia basado en  lo tradicional. Reconoce que hay que redescubrir el Valle del Maule, poner énfasis en la uva y el terroir. Las nuevas  reglas de los que apuntan a la distinción.

Sello Oveja Negra justamente eso de buscar hacer vinos complejos, diferentes. Y eso lo noté, como siempre digo, desde mi paladar inexperto.  Hay elementos diferentes en cada vino, salen de lo común. Apropiado para quienes queremos ir más allá de la copa y descubrir más el vino.

Vino a vino

Selección degustada

Oveja Negra maneja 3 niveles o categorías de vinos. Las reservas buscan destacarse más, son poco típicos pero sofisticados. Son vinos hechos para consumidores  que buscan satisfacción asociada a la identificación de elementos.

Debo decir que la selección de degustación fue generosa de vinos del Maule.  10 vinos descorchados para esta cata. Les cuento cuales  fueron y los que a mí me sorprendieron y quiero seguir descubriendo:

  • Sauvignon Blanc -Carmenere 2010: Una sorpresa encontrar el Carmenere en un blanco. Qué buen vino. Mineral, salado, un dulzor bajo pero equilibrado, mentolado, diferente pero muy interesante porque se nota que hay una intención del enólogo de hacerlo así. Sin duda, mi favorito.
  • Single Vineyard Sauvignon Blanc 2010: concentrado, cítrico, un sabor a manzana verde y una acidez equilibrada.
  • Chardonnay-Viognier 2010: de color dorado, fresco y con cierta cremosidad sin ser pesado, la novedad es la incorporación del viognier para hacerlo distinto.
  • Cabernet Franc -Camenere 2010: de taninos fuertes, algo de tabaco en nariz, especias y algo mentolado al final.
  • Cabernet Sauvignon-Syrah 2010: notas a arándanos, moras, muy frutal y redondo. Me encantó.
  • Single Vineyard Carignan 2009: Las uvas vienen de viñedos con más de 40 años de productores de Los Cauquenes, un vino de cuerpo medio.
  • Single Vineyard Carmenere  2009: tienen lo esencial y característico del Carmenere; tierra y cuero. Suave y equilibrado.
  • Single Vineyard Syrah 2009: algo de vainilla, frutas y taninos fuertes.
  • Single Vineyard Cabernet Sauvignon 2009: poco dulce, algo de verde y poco dulce.
  • The Lost Barrel 2008: un vio que sorprende, 1 años y medio en barrica, al principio se siente dulce y tiene un final mentolado que encanta. No es de lo más económicos pero hay que probarlo porque inmediatamente notas que es diferente.

Para buscar y probar

Estos vinos se consiguen en Venezuela. En Chile pueden cuestan menos de US$ 10, excepto Lost Barrel que es más costoso. Valdría la pena probar, conocer los vinos del Maule. Cada vez que compren una botella fíjense de que Valle es y eso nos dirá mucho del vino. Es la manera de aprender y apreciar. Para conocer de vinos hay que contrastar y tratar de reconocer elementos. Copa a copa se puede disfrutar y aprender.

Read Full Post »

Detalle Gárgola en Casa de las Gárgolas

Santiago es una ciudad hermosa. Llena de contrastes como cualquier otra de Latinoamérica pero con una diferencia; la cordillera hermosa que la bordea.  Y también tiene destinos a medio descubrir.

Tuve la oportunidad de ser invitada por la Universidad Metropolitana de la Ciencias de la Educación (UMCE) a realizar con su rector Jaime Espinosa Araya un recorrido inusual. “La Ruta de las Gárgolas” se organizó como materia de la Cátedra de Investigación Educacional del Profesor Orlando Silva Castro.

El objetivo era interpretar las obras arquitectónicas patrimoniales del sector centro de Santiago. Un recorrido turístico-educativo poco común.

El profesor Espinosa es considerado especialista del patrimonio urbano de Santiago así que fueron muchas las historias y detalles que compartió ese día.

A toda prueba

La arquitectura de Santiago puede considerarse como sufrida pero fuerte. Ha resistido muchos terremotos y los embates de un clima durísimo marcado por sus cambios bruscos de temperatura. Mucha de la infraestructura que visitamos en anterior a la independencia, precede al siglo 18 y está ahí en pie, testigo todavía del crecimiento de la ciudad.

Visitamos tres barrios típicos de la ciudad: Viña del mar, Plaza Italia, Concha y Toro y Barrio Inglés.

 El recorrido

Las gárgolas son esos adornos cargados y extraños que ponen al final de los canales de agua. Usualmente son monstros feos o desfigurados. Su origen lo sitúan en la Edad Media y más allá de su funcionalidad se sabe que también era para espantar los malos espíritus.

La Casa de las Gárgola: la primera parada en Av Vicuña Mackena N°84. Casa de estilo neogótico luce varias gárgolas y quimeras. Se encuentra en perfecto estado, es patrimonio cultural y sede de un organismo del estado.

La Casa de las Gárgolas

La Casa de Gárgolas

Calle Viña del Mar: está frente de la Casa de las Gárgolas y es conjunto residencial cerrado de estilo inglés; casas de gente rica con gárgolas y lindos adornos. Influencia del Art Nouveau.

Calle Viña del Mar

Calle Jose Arrieta: Una calle encantadora de estilo inglés con unas incorporaciones nuevas de mosaicos. Cruzas por debajo de la casa puente y tiene un aire muy íntimo y especial.

E

Entrada José Arrieta

Calle Almirante Simpson: Acá se encuentra la Casa del Escritor y la Sociedad Filatélica.

Colegio de Arquitectos: En Plena Alameda luce por fuera como una casa normal pero dentro sorprende. Tiene unos vitrales originales con la flor nacional de Chile y el segundo  pisos lo lúdico esta presente en la forma de disponer las puertas.

Detalle vitral del Colegio de Arquitectos

Calle Merced N° 84: Ahí un conjunto de edificios que datan del año 29 y que fueron entonces el 2do rascacielos con ascensor en Chile. Los edificios de formas limpias al estilo Art Deco.

Barrio Lastarria: Quizás uno de los barrios más emblemáticos de Santiago por la movida cultural y bohemia que esta adquiriendo e l sector; sin embargo, pocos se detienen a mirar una de la casas más rara con el signo del arquitecto Luciano Kulczewski. Uno abundante del concreto, gárgolas y quimeras. Una mezcla de estilo que representa la personalidad de ese arquitecto chileno creador también de la Casa de las Gárgolas, el Colegio de ingenieros, edificios de departamentos de Merced 84 y varias más.

Casa Taller del Arq L. Kulczewski

Detalle taller de Kulczewski

Barrio París Londres: Tiene un aire europeo, calles empedradas, arquitectura imponente y fuerte que conserva muchos de los detalles originales como ventanas y puertas. Zona de hoteles, organismos del estado y residencial. Muy usado para fotografía y publicidad.

Barrio París Londres

Read Full Post »

Viña De Martino

Viña De Martino

De las visitas a viñas no había tenido el privilegio, hasta finales de abril, de ver el proceso de recepción de la uva.

Los tiempos de vendimia se están cumpliendo. La uva verde ya está convirtiéndose en vino, y en algunas regiones se están procesando los mostos que evolucionarán hacia un vino cabernet, merlot, malbec, carmenere y más.

La Viña De Martino está ubicada en la Isla de Maipo, a 1 hora de Santiago, Chile. Ahí nos recibieron para mostrarnos su tierra, sus frutos, vivir una parte del proceso del vino y, por supuesto, degustar.

300 hectáreas propias con variedades de cultivo, cultivos sin aditivos químicos, elaboración de corredores ecológicos y sistemas de riego controlados confieren orientación orgánica a esta viña.

Ya sabemos que en el mercado europeo son apreciados los vinos ecológicos. Cuando estos son orgánicos, tienen ese plus que se paga. 93% de la producción de Viña De Martino se destina al exterior. 

El terroir

Énfasis en la tierra

Destacan mucho su preocupación por el terreno, el terroir,  que al final de cuento es el origen real de un vino. Buscan un suelo específico capaz de producir parras óptimas y uvas sanas.

En casa suelo encuentra la característica particular para cada tipo de vino. Es así como el terreno propio, el de las 300 hectáreas, es un suelo aluvial  indicado para el Cabernet Sauvignon, Carmenere y Malbec.

Nace el vino

Recepción y selección de la uva

Varios trabajadores se encargan de retirar hojas, tallos y fruta dañada. Las uvas pasarán luego por una cámara vibratoria para mayor limpieza, luego por una cámara de aire para selección de tamaño y un segundo proceso de selección a mano.

Finalmente se dirigirá por conductos de frio a los tanques de acero donde se inicia el proceso de fermentación para la posterior guarda en barricas. De ahí, directo a la botella que ya tiene destino.

De Martino se caracteriza por no hacer guarda en botella.

Innovación pero a la antigua

Fermentación en vasijas

Una verdadera sorpresa fue encontrarnos con un proceso de fermentación en vasijas o ánforas de barro. Es una novedad para lo moderno de la industria, pero a la vez es tan antiguo y casero como el mismo vino.

Este proyecto está dirigido por el reconocido enólogo Marcelo Retamal y aunque parece ser un experimento de curioso ya la producción tiene un cliente. Promete ser un vino joven, único y personal.

Toda una rareza en la industria pero también una osadía para los que siempre buscan  novedad.

De alguna forma me recordó al proceso artesanal del pisco que se realiza en Perú.

 Vino degustados

Vinos De Martino

 Para cerrar la visita degustamos 4 de sus vinos emblemáticos:

  • Legado 2009 Chardonnay del Valle de Limarí. Un vino con notas marinas, algo mineral, salado y cremoso, segundas notas frutales.
  • Legado Carmenere. Proviene de uva de varios viñedos y tiene una nota a pimentón verde y algo mentolado. Áspero al principio pero agradable.
  • Legado Syrah 2009 del Valle de Choapa. Es un vino fresco ácido y marcado en alcohol.
  • Single Vineyard Las Cruces Single proveniente de viñedos de 70 años. Algunos expertos lo definen como extraño y novedoso. Para mi paladar novato resultó difícil de descifrar.

Read Full Post »

Promoción patriótica

120 Santa Rita Edic. Bicentenario

Sé que ya pasó el bicentenario de Chile pero la Edición Especial del vino 120 de Santa Rita en honor a ese celebración era tarea pendiente desde septiembre. No me lo había topado hasta hace apenas par de semanas, lo vi y recordé la tarea.

La botella luce un estampado y no la clásica etiqueta  adherida. Un diseño clásico que hace referencia a los 200 años de la independencia.

Sacar ediciones especiales y productos alusivos al bicentenario fue una especie de deber en este país el año pasado. No hubo marca que no aprovechara el marketing patriótico.

La industria vitivinícola llevó la delantera y muchas viñas sacaron sus vinos edición especial. Y nada más adecuado en una semana donde, según los medios, el consumo de carne se dispara al 25% y el de vino al 30%.

El furor dieciochero llegó con 120 Reserva Especial “Edición Bicentenario”,  un Carmenere 2008 del Valle de Rapel. Aunque ya esa línea 120 es bastante honor a la historia patria porque representa a los 120 patriotas que tras luchar contra los españoles se refugiaron en la hacienda de lo que es hoy en día Santa Rita.

Descorchado

Pero como no todo es historia y el contenido en el punto, el descorche nos reveló el resultado: un vino con mucho cuerpo, aroma a bayas salvajes a primera nariz y de fondo algunas notas a chocolate, en boca es suave, tiene final a especies como anís estrellado.

 Es un vino sereno, sin muchas sorpresas pero equilibrado.

 120 Santa Rita es uno de esos vinos que nunca te dejan mal. Como le escuché el cocinero venezolano Sumito  Estévez en una de sus presentaciones, es ese vino que llevarías a una cena en casa de unos  amigos porque no es carísimo ni tan fuera de orden como para que te duela cuando se lo tomen como agua, ni tampoco te dejará mal como si hubieses llevado un baratón, puro alcohol.

Read Full Post »

Pudin de kéfir

Muchas veces después del almuerzo o la cena provoca algo dulce, un postrecito. Para algunos, y para mí, no puede ser una costumbre habitual porque si no empezamos a sumar y sumar calorías a la ingesta, más de las 2.200 recomendadas. Pero como tampoco es de humanos andar por la vida privándonos de las cosas ricas que nos gustan,  tenemos que buscar un equilibrio y preparar postres más ligeros.

En Santiago, Chile visito con frecuencia el Mercado Central La Vega. Todas las frutas, verduras, hortalizas, carnes, charcutería o fiambrería, semillas, cereales y víveres para el consumo se puede encontrar allí, a mejor precio que en los supermercados.

En la última visita, antes de escribir este post, conseguí varios frutos rojos no tan comunes para los que somos del trópico.

Frambuesas

Moras

Arándanos

Frutillas o fresas, frambuesas, moras y arándanos destacaban en los puestos. Aparentemente tampoco acá son muy consumidas. Por ejemplo, la frambuesa, de su producción total sólo 10% de la fruta fresca es para consumo interno.

Aproveché entonces y compré unos cuantos gramos de frambuesas, arándanos y moras. Aparte de licuarlos en smoothies de yogurt y tomarlos como batido de frutas, decidí hacerlos postre; pudin. Facilísimo de hacer, fresco y ligero.

Ingredientes para el pudin

Ingredientes:

  • 1 sobre de gelatina en polvo sin sabor
  • 500 gr de yogurt natural sin azúcar o 3 tazas de leche descremada o kéfir
  • 20 gr de azúcar light o sucralosa (30 gr si es azúcar normal)
  • 1 taza de frambuesas (apróx 150 gr)
  • 1 taza pequeña de arándanos (apróx 100 gr)
  • 1 taza pequeña de mora (apróx 100 gr)

 Preparación:

Según la receta original, que tomé de Recetario Cocina.com, es con yogurt griego pero es difícil de conseguir y tiene más grasa que el normal. Yo lo preparé con un kéfir que hago en casa, saludable y de fácil digestión, además de todos los beneficios del kéfir o yogurt de pajaritos, como le dicen en Chile.

Mezcla del pudín antes de envasar
  1. Disolver un sobre de 7,5 gr aproximadamente en 1 taza de agua caliente y dejar refrescar. Si usas gelatina en hojas hay que hidratar 3 hojas en una taza de agua caliente.
  2. Mezclar el kéfir, leche o yogurt con el azúcar hasta disolver.
  3. Juntar con la gelatina disuelta.
  4. Sumar las frutas.
  5. Verter en envases de postre individuales y refrigerar mínimo 1 hora. Rinde 4 envases medianos o 5 pequeños.
  6. Para servir sumergir el envase en agua caliente unos 5 segundos y voltear sobre un plato.

Es muy fácil de hacer. A la hora de servir es cuestión de ponerse creativos con los recursos que tengamos; darle algo de color. Pueden usar hojitas de menta, más frutos, un sirop, mermelada o alguna galletita.

Read Full Post »

Vista de Valparaiso, Chile

La primera vez que escuché hablar de Valparaíso trabajaba para una revista científica. Ahí recibimos un trabajo de investigación de la Universidad de Valparaíso. Para entonces, no sabía que era Patrimonio de la Humanidad y Capital Cultural declarada por la Unesco.

Hace unas semanas estuve allí. La primera impresión fue de ciudad nostálgica. Sus cerros poblados a orilla del mar, la calma bahía, la arquitectura antigua estilo inglés, los ascensores y  la brisa fría del Pacífico le dan esa connotación.

Ubicada en el litoral central de Chile, a hora y media de Santiago, forma parte de los lugares de interés para los turistas. Mi recorrido es a pie, nada de tour. La visita es de un día pero se pueden incluir los puntos más representativos de la ciudad.

Comenzamos por conocer la Plaza Sotomayor donde está el Monumento a los héroes de Iquique, que según la Armada data de 1886. De hecho ahí se encuentra el edificio de la Armada de Chile. Caminamos unos metros y está al Muelle de Prat donde están las embarcaciones de carga, unos pocos restaurantes y tiendas de artesanías.

Los ascensores

Ascensor Artillería

Palacio Barburizza

Las postales más típicas de Valpo son precisamente las de sus viejos ascensores. Iconos de la ciudad. Los 15 elevadores  externos,  del siglo 19 y principios del 20,  hoy algunos decorados por artistas locales, son la forma más común de subir y bajar los  cerros. Aunque dicen que las mujeres de Valpo tienen buenas piernas de tanto hacer esos recorridos.

Subimos en el Ascensor Artillería desde donde, según recomendación de un lugareño, se obtiene la mejor vista de la bahía. Y si, desde el Muelle Prat hacia Viña del Mar.  Arriba están algunos artistas locales, el Paseo 21 de mayo y un lindo boulevard. Se observa también parte de toda la arquitectura vieja de la ciudad.

Desde ahí bajamos caminando por veredas hasta llegar al ascensor El Peral que llega al Paseo Yugoslavo. Ahí vimos el Palacio Barburizza.

La Sebastiana

Casa de Neruda La Sebastiana

Desde ahí nos fuimos en bus hasta las cercanías de la Plaza Bolívar y subimos a pie aproximadamente 15 cuadras hasta llegar el tope del cerro donde indicaciones pintadas en la pared o el alumbrado público van marcando el camino a la Casa de Pablo Neruda.

Con la visita a La Sebastiana,  junto a La Chascona en Santiago e Isla Negra en El Quisco,  completo la trilogía de las casas de Neruda. Las propiedades museo son casi lugares de culto a su gusto por la colección y muestra de su estilo de vida relajado y creativo.

Una casa barco de 4 pisos con detalles hechos para contemplar Valparaíso y el mar. Cada objeto tiene una historia y un origen, casi siempre, lejano o extraño como una Corocora rosada disecada proveniente de las costas de Falcón en Venezuela.

El bar, el salón de escritura, la habitación tal como él las diseñó e hizo construir pensando en los amigos, en las fiestas, en las grandes comidas. 

 Salmón y helado

La Caleta de Pescadores

La mejor manera de cerrar un visita a un puerto, creo yo, es comiendo lo típico local. Hay que hacer lo que hace la gente de Valpo un domingo: ir a la playa y comer pescado en los restaurantes a la orilla. Así que desde la Casa de Neruda tomamos otro bus que no dejó justo en La Caleta de Pescadores, Portales.

Se me antojó un salmón en mantequilla con una ensalada chacarera, típica chilena, acompañado con pisco sour. La mesa cerca de la ventana para ver la playa y aprovechar un poco el sol que recién pasadas las 3 de la tarde decidió salir ese día.

Un paseo por la fría playa y decidimos volver al centro para tomar un helado mientras caminamos por la plaza revisando la feria de antigüedades. Descontinuadas latas de Coca Cola, discos de acetato de artistas que no conozco, libros deshojados, envases de vidrio pesadísimos. Nada que pueda llevar. Así llegó la hora de partir y volver a Santiago.

No me gustó

Todas las ciudades tienen de todo. Imposible que todo sea siempre lindo y positivo. Al recorrer sus calles no me gustó la cantidad de perritos vagabundos que abundan en sus calles. Desconozco de quien es la responsabilidad pero el sentido común me hace pensar que no hay políticas de ningún tipo para solucionar el problema y la comunidad no tiene una iniciativa clara para cooperar. Es un problema de salud pública. Montones de perritos, muchos enfermos, deambulando por toda la ciudad. Malo, malo, malo.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: